Equilibrio

Mi Mundo Interior
Compartelo!

El sendero es largo, pero valioso. Valioso porque estamos en movimiento, y todo lo que imaginamos puede ser alcanzado proyectando la energía hacia la meta. En el trajín, tendremos que estar atentos, firmes y al mismo tiempo flexibles, para mantener nuestro “Equilibrio” y poder seguir adelante con el desafío planteando. El EQUILIBRIO, será el eje en cuestión para la presente edición.

¿Por qué es importante entrenar nuestro equilibrio?

En el plano físico, podemos aportar diciendo que entrenar nuestro equilibrio, genera que nuestro cuerpo permanezca en su eje más fácilmente. El esfuerzo que realizamos para estar de pie, se ve ampliamente disminuido cuando tenemos la musculatura estimulada por trabajos de equilibrio. En este sentido, en instancias de reposo, ahorramos energía, porque el cuerpo compensa menos a la hora de realizar su actividad motora. En consecuencia, tendremos un cuerpo más relajado y mejor dispuesto para ser exigido. Asimismo, el sistema nervioso se ve beneficiado, ya que el trabajo neuronal también se ve favorecido por el equilibrio físico.

En otras palabras, podemos decir que el organismo goza de una mejor conexión entre las partes, enriqueciendo el funcionamiento global del sistema.
Ahora bien, dicho esto, ingresamos en el umbral o plano mental. Desde que comenzamos con la columna “Conexión Natural”, hemos planteado que cuerpo/mente son dos fuerzas inseparables. No podemos pensar la mente sin el cuerpo y viceversa. Haciendo un paralelismo, con la cultura china, es como hablar de YIN & YANG. Ambas energías son contrarias pero se complementan y una necesita de la otra para sobrevivir. De modo que, cuando iniciamos un cambio o trabajo en uno de los planos, es razonable imaginar que las repercusiones también serán percibidas por el otro complemento.

En concordancia con lo anteriormente descrito, decimos que el entrenamiento físico del Equilibro, también nos llevara a tener una mente más clara, ágil y mejor dispuesta. Como así también, una sesión de meditación, nos brindara un cuerpo más arraigado a la tierra, y en consecuencia más estable y plantado.
Esta premisa o principio es fundamental para ser internalizado.

¿Siempre tenemos que estar en equilibrio?

La respuesta es negativa. El desequilibrio es parte de la vida. Cada circunstancia que experimentamos genera un feedback físico, mental y emocional. De modo tal que nuestro “equilibrio” se verá afectado. Con lo cual, la oscilación es natural y nos da la pauta certera de que estamos vivos.
La invitación de acrecentar nuestra capacidad propioceptiva, producto de la ejercitación del equilibro, reside en recuperar la sensación de armonía y bienestar, así como también nos transmite conocimiento sobre nosotros mismos. Fortalezas y debilidades.

Por último, antes de poner foco en la parte táctica o práctica, decimos que el entrenamiento del equilibrio nos dotara de tonificación y fuerza a nuestra musculatura y tendones.

Ejercicio del Equilibrio.

Antes de comenzar, procuramos lograr una instancia de tranquilidad.

  • Nos ponemos de pie. Piernas abiertas el ancho de nuestras caderas.
  • Realizamos 2 o 3 respiraciones profundas.
  • Extendemos los brazos, hasta llevarlos a la línea de los hombres. Nos quedamos en cruz.
  • Llevamos el peso a nuestra pierna derecha, y elevamos la pierna izquierda en flexión. Mantenemos el equilibrio unos 15 a 30 segundos y luego aflojamos. Lo repetimos con la otra pierna. Los brazos nos ayudan a encontrar el balance. La mirada hacia un punto en el horizonte. Repetirlo 3 veces con cada pierna.

Una instancia superadora, seria repetir la misma dinámica, pero una vez en equilibrio, mantener la postura con los ojos cerrados.
Sera normal que sientan el trabajo de la musculatura en la pierna de apoyo. No se asusten!. Es un signo saludable. Mientras ejerciten su equilibrio, traten de estar relajados, poniendo especial foco en la respiración.

¡Suerte en el viaje! Namasté.

Compartelo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *